Un beso al calendario

Hay una magia escondida en el hecho de enamorarse de ciertas fechas, ciertas horas y ciertas madrugadas. Una magia cruel y traicionera que revive aquellos momentos empapados de felicidad en los que, sin querer, el corazón estuvo abierto ante alguien que nunca pudo (ni podrá) salir de ahí.

Este amar, vil, no es como el amar tradicional a una persona o a un lugar enterrado en escombros del pasado. Este es un amar programado e impuesto que aparece y reaparece cual aniversario intocable en el calendario, que regresa con un fernet en el café que ya no es café y que solo sabe doler.

Este amar es jodidamente molesto. Empero, también es dulce y reconfortante, como esa delicia culposa que se puede preparar desde la receta perfecta para evitar el olvido. Primero se remueven los recuerdos con tres cucharadas de nostalgia. Luego se le añade algunos retazos de sueños rotos, una pizca de añoranza y doscientos gramos de cariño en polvo. Para finalizar, la mezcla debe disolverse en diez onzas de adiós y voilà. La excusa perfecta para desangrarse entre canciones muertas y poemas inconclusos ya está lista.

Odio tener buena memoria para estas ocasiones. Durante veintitantos años no me habían importado los 4 de abril y ahora me provocan un nudo en la garganta. Los 18 de julio se han convertido en días demasiado densos para imaginar y mientras no escriba sobre los 29 de septiembre será mucho mejor. Jamás creí que fuera posible cargar tantos sentimientos encontrados por simples números puestos en cronología.

En fin. Esto de auto sabotearse ya es una costumbre muy propia para mí. No es algo que me cueste admitir, pero sé que los verdaderos culpables de esta desdicha son las miradas, las sonrisas y los versos que se soltaron durante el amor hasta el alba y se impregnaron de eternidad pasajera. Mientras yo la seguía buscando entre mis “para siempre” y sus “hasta nunca”.

Publicado por

Rodrigo Ampuero Oróz

Cusqueño, bachiller en turismo, fotógrafo de momentos y escritor amateur. Me gusta relatar historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s